CARTILLA DE REFLEXIÓN





 
¿Qué es el Apocalipsis?

El Apocalipsis es el último libro de toda la Biblia. Y siempre ha sido un misterio para los seres humanos. Y como es un libro misterioso, ha sido motivo de muchas malas interpretaciones. También ha sido motivo de preocupaciones en todas las épocas, pues muchos han visto en él sólo destrucción y castigo. Apocalipsis significa “revelación”. El Apocalipsis es la revelación de Jesucristo a San Juan acerca de los acontecimientos futuros. ¿Qué se nos revela en este libro?
                                                                                         
Primero, que existe un mundo invisible para nosotros. En segundo lugar, que ese mundo invisible está -podríamos decir- separado de nosotros como por un vidrio, que es opaco de nuestro lado, pero transparente del lado invisible. “Ante el Trono se extiende un mar como de cristal transparente” (Ap. 4, 6). Pero lo más importante es que Dios, que conoce todo y ve todo aquí en la tierra, se ocupa de cada uno de nosotros y está pendiente de nuestra lucha contra el Mal.  Adicionalmente, Dios se revela como el Señor de todo. Él es “Rey de reyes y Señor de los señores” (Ap. 19, 16). Por eso no tenemos que temer nada. Porque al final triunfarán Dios y los suyos.
                        
El Apocalipsis tiene un especial género literario: su género es apocalíptico. Es un género usado en tiempos de persecuciones. Es una literatura de resistencia que busca proporcionar esperanza a los perseguidos. En el momento que se escribió el Apocalipsis (90 a. d.), el pueblo cristiano sufría tremendas persecuciones. De allí que esté lleno de muchos simbolismos, imágenes, números, utilizados para mantener a los perseguidores en la ignorancia.
                                                                                                                                                               
En el Apocalipsis los números son usados como símbolos. El siete, por ejemplo, denota la perfección (porque la cabeza perfecta tiene siete orificios). Pero el seis significa la imperfección, pues le falta uno de siete, como la ceguera, por ejemplo, que es falta de vista, es una imperfección. Y la máxima imperfección es el seis triplicado (666) que es el número del Mal, el número de la Bestia (Ap. 13, 18).
                                                           
Otro número mencionado en este libro es el doce. El doce es un número santo. Simboliza las doce tribus de Israel y los doce Apóstoles. Doce al cuadrado es 144 (plenitud), multiplicado por 1000 (gran cantidad) es 144.000. Esta cifra no significa, como predican algunas sectas, que sólo irán al Cielo 144.000 personas. La cifra es un número simbólico que indica una gran muchedumbre, como dice también el Apocalipsis: “luego vi un gentío inmenso, imposible de contar, de toda nación, raza, pueblo y lengua...” (Ap. 7, 9). Contrario al Milenarismo (condenado por la Iglesia Católica en 1944) que tomando Ap. 20, 3-4 en forma literal, proponía que Cristo reinaría en esta tierra por un período de mil años, el mil años significa un tiempo muy, muy largo y tiene una connotación de triunfo.
                                                                                                                
El Apocalipsis es también un libro profético, de anuncios futuros. Anuncios inmediatos para los que vivían en el tiempo en que fue escrito, siempre en la línea de que los malos serían castigados y los buenos resultarían victoriosos y premiados si perseveraban en ser testigos de Cristo.
                                                                           
El Apocalipsis también anuncia que lo que sucedía a los cristianos y a la Iglesia en el Siglo I, seguiría ocurriendo a lo largo de los siglos hasta el fin de la historia humana. En otras palabras, siempre habrá un “dragón rojo” y “dos bestias” persiguiendo a la Iglesia y a sus hijos. Pero, a pesar de los esfuerzos del dragón y sus secuaces, el Cordero (Cristo) y sus seguidores siempre triunfarán.
                                                                          
La profecía básica y constante del Apocalipsis es que siempre habrá persecuciones de los buenos por parte del Mal. Pero el Mal será castigado y los buenos triunfarán al final. Dios vencerá el Mal.

Vendrá el Cielo nuevo y la tierra nueva. El mundo anterior en el que Dios ha sido rechazado, ya no será más. Dios vendrá a establecer su morada entre nosotros. Será un Reino de justicia y de gracia, un Reino de amor y de paz.



¡Construyendo una comunidad de Discípulos Misioneros!

NOVIEMBRE DE  2014

MES DE NUESTRO GRAN BINGO PARROQUIAL



Esquema de oración para todos los días

1. Comienzo de la oración:

Preparemos el diálogo con Dios nuestro amigo.
·        Pienso primero que Dios está presente. Muy cerca de mí, dentro de mí.
·        Y me siento agradecido y acogido por su Presencia.
·        Pausadamente digo: en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

2. Oración preparatoria:

Danos Señor la gracia que viene de ti;
que te podamos en todo amar y servir.
Cada intención, cada acción, y toda operación,
esté encaminada, a alabar
y servir
a ti Dios del amor.
San Ignacio de Loyola,
Ejercicios Espirituales Nº 46.

3. Petición:

Es una expresión sencilla del movimiento de Dios en cada persona, eso lo vuelvo petición. Demandar a Dios nuestro Señor lo que quiero y deseo. Le pido a Dios que me ayude a entender el mensaje que Él me quiere transmitir con esta palabra tan especial para mi vida; que entienda bien que me hace una invitación muy particular para orar.

4. Meditación del día

Puedo leer algo de la Biblia, la vida de un santo, una lectura espiritual, un documento de la Iglesia, etc. En este caso podrás encontrar una cita bíblica de la liturgia de la Palabra diaria y uno o dos versículos de la misma como propuesta de meditación.

5. Para Reflexionar:

Me dejo tocar por la palabra de Dios que hoy también se dirige a mí.
·        Me convenzo de que es Dios quien me habla de amor. Ante esta confidencia que Dios me hace, guardo silencio y escucho lo que Él me dice.
·        Reflexiono, reviso un poco mi vida para ver cómo me he portado con Dios.

6. Conversación: Diálogo íntimo entre la persona orante y Dios.

El coloquio se hace propiamente hablando, así como un amigo habla con otro comunicando sus cosas, y queriendo consejo de ellas”. Hablo con Dios, con Jesús, con María… les hablo de cómo me siento en este comienzo de mes, de lo que necesito más para hacer bien esta experiencia de vida. Ésta es una conversación íntima, cariñosa, muy personal. Termino con un Padre Nuestro, o una Ave María o una Salve.

7. Evaluación de la oración.

Parte clave del proceso. ¿Cómo me fue? Reviso el espacio, ¿fue adecuado?, ¿Qué puedo mejorar? El tiempo, el momento del día, la disposición interior, la reflexión de la oración.

Lo importante: ¿Algún movimiento interior de Dios? ¿Alguna indicación que me comunica esperanza, paz, más entrega; alguna idea de reconciliación, algún propósito? ¿Alguna consideración para mi propia historia de vida, para mi trabajo, mi hogar, etc.?

También puedo sentirme intranquilo, árido, sin ganas de hacer oración; todo esto lo vas anotando para cuando tengas la oportunidad de compartirlo con alguien. 

8. Oración Final

 ¡Oh Jesús! Te reconozco por Rey Universal. Todo cuanto ha sido hecho Tú lo has creado. Ejerce sobre mí todos tus derechos. Renuevo las promesas de mi bautismo, renunciando al mal, a sus seducciones y a sus obras; y prometo vivir como buen cristiano. Muy especialmente me comprometo a procurar, según mis medios, el triunfo de los derechos de Dios y de tu Iglesia. Divino Corazón de Jesús, te ofrezco mis pobres obras para conseguir que todos los corazones reconozcan tu sagrada realeza, y para que así se establezca en todo el mundo el Reino de tu Paz.


LECTURA ORANTE DE LA PALABRA

SABADO 1– TODOS LOS SANTOS, Solemnidad.

Lectura del santo evangelio según san Mateo 5,1-12
Viendo la muchedumbre, subió al monte, se sentó, y sus discípulos se le acercaron. Y tomando la palabra, les enseñaba diciendo: «Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los Cielos. Bienaventurados los mansos, porque ellos poseerán en herencia la tierra. Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados. Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia. Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios. Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios. Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los Cielos. Bienaventurados seréis cuando os injurien, y os persigan y digan con mentira toda clase de mal contra vosotros por mi causa. Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en los cielos; pues de la misma manera persiguieron a los profetas anteriores a vosotros.»  Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesús.

Reflexión
Hoy nuestra madre la Iglesia celebra todos los santos, todos los bienaventurados, todos los dichosos porque creyeron en la palabra; la santidad es para todos hermanos míos, entre más santos más humanos somos; más misericordiosos, más compasivos con el pobre con el necesitado de nuestro mundo.

Oración
Padre Bondadoso y tierno con todos nosotros tus hijos, haz que el ejemplo, los méritos y la intercesión de todos los santos nos aprovechen para la vida eterna. Amen.

DOMINGO 2 – CONMEMORACION DE TODOS LOS FIELES DIFUNTOS
Primera lectura
2 Macabeos 12, 43-46

Salmo
Sal 129

Segunda lectura
Romanos 6, 3-9

Evangelio
San Juan 12, 22-28

LUNES 3 – SAN MARTIN DE PORRES, Religioso

Lectura del santo evangelio según san Lucas 14,12-14
En aquel tiempo, dijo Jesús a uno de los principales fariseos que lo había invitado: «Cuando des una comida o una cena, no invites a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a tus parientes, ni a los vecinos ricos; porque corresponderán invitándote, y quedarás pagado. Cuando des un banquete, invita a pobres, lisiados, cojos y ciegos; dichoso tú, porque no pueden pagarte; te pagarán cuando resuciten los justos.» Palabra del Señor. Gloria a Tí, Señor Jesús.

Reflexión
La vida de nuestra comunidad de los Discípulos de Emaús se construye sobre la base del amor a los hermanos, a los más pobres, a los más necesitados, no permitamos que el egoísmo nos haga fríos y calculadores con nuestro prójimo.

Oración
Oh buen Señor que en San Martin de Porres nos diste un vivo ejemplo de humildad, haz que todos nosotros seamos tus testigos en un mundo lleno de orgullo y prepotencia con el más necesitado. Amen.
 
MARTES 4 – SAN CARLOS BORROMEO, obispo

Lectura del santo evangelio según san Lucas 14,15-24                                                                                                 
En aquel tiempo, uno de los comensales dijo a Jesús: « ¡Dichoso el que coma en el banquete del reino de Dios!» Jesús le contestó: «Un hombre daba un gran banquete y convidó a mucha gente; a la hora del banquete mandó un criado a avisar a los convidados: "Venid, que ya está preparado." Pero ellos se excusaron uno tras otro. El primero le dijo: "He comprado un campo y tengo que ir a verlo. Dispénsame, por favor." Otro dijo: "He comprado cinco yuntas de bueyes y voy a probarlas. Dispénsame, por favor." Otro dijo: "Me acabo de casar y, naturalmente, no puedo ir." El criado volvió a contárselo al amo. Entonces el dueño de casa, indignado, le dijo al criado: "Sal corriendo a las plazas y calles de la ciudad y tráete a los pobres, a los lisiados, a los ciegos y a los cojos." El criado dijo: "Señor, se ha hecho lo que mandaste, y todavía queda sitio." Entonces el amo le dijo: "Sal por los caminos y senderos e insísteles hasta que entren y se me llene la casa." Y os digo que ninguno de aquellos convidados probará mi banquete.» Palabra del Señor. Gloria a Tí, Señor Jesús.
                                                                                                                     
Reflexión                                                                                                                                                                   
En esta parábola Jesús hace un llamado universal a la salvación, todos invitados, malos y buenos, el querer de Dios es que todos los hombres se salven, pero nos ha dado libre arbitrio para buscarlo y que su querer sea una realidad en nuestras vidas. Recordemos a san Agustín “Dios que te creo sin ti, no te salvará sin ti”              
                                                                                                                                            Oración                                                                                                                                                                     
Señor bueno con todos, haz que nosotros tus hijos te busquemos con un sincero corazón y lleguemos a estar contigo en la vida eterna. Amen.
                                                                                                                                            MIERCOLES 5

Lectura del santo evangelio según san Lucas 14,25 - 33                                                                                   
En aquel tiempo, mucha gente acompañaba a Jesús; él se volvió y les dijo: «Si alguno se viene conmigo y no pospone a su padre y a su madre, y a su mujer y a sus hijos, y a sus hermanos y a sus hermanas, e incluso a sí mismo, no puede ser discípulo mío. Quien no lleve su cruz detrás de mí no puede ser discípulo mío. Así, ¿quién de vosotros, sí quiere construir una torre, no se sienta primero a calcular los gastos, a ver si tiene para terminarla? No sea que, si echa los cimientos y no puede acabarla, se pongan a burlarse de él los que miran, diciendo: "Este hombre empezó a construir y no ha sido capaz de acabar." ¿O qué rey, si va a dar la batalla a otro rey, no se sienta primero a deliberar si con diez mil hombres podrá salir al paso del que le ataca con veinte mil? Y si no, cuando el otro está todavía lejos, envía legados para pedir condiciones de paz. Lo mismo vosotros: el que no renuncia a todos sus bienes no puede ser discípulo mío.» Palabra del Señor. Gloria a Tí, Señor Jesús.

Reflexión
Jesús nos pide que para seguirlo hay que tomar la cruz de cada día y, renunciar a todo aquello que sean apegos, no es despreciar sino renunciar por amor de algo más sublime y grande. Ser discípulos de Jesús no es otra cosa que vivir el señorío de Dios en nuestras vidas.

Oración
Dios de misericordia y todo consuelo, haz que siguiéndote a ti sepamos renunciar a nuestros apegos y pecados para vivir en la libertad de los hijos de Dios. Amen.

JUEVES 6

Lectura del santo evangelio según san Lucas 15,1-10
En aquel tiempo, solían acercarse a Jesús todos los publicanos y los pecadores a escucharle. Y los fariseos y los escribas murmuraban entre ellos: «Ése acoge a los pecadores y come con ellos.» Jesús les dijo esta parábola: «Si uno de vosotros tiene cien ovejas y se le pierde una, ¿no deja las noventa y nueve en el campo y va tras la descarriada, hasta que la encuentra? Y, cuando la encuentra, se la carga sobre los hombros, muy contento; y, al llegar a casa, reúne a los amigos y a los vecinos para decirles: "¡Felicitadme!, he encontrado la oveja que se me había perdido." Os digo que así también habrá más alegría en el cielo por un solo pecador que se convierta que por noventa y nueve justos que no necesitan convertirse. Y si una mujer tiene diez monedas y se le pierde una, ¿no enciende una lámpara y barre la casa y busca con cuidado, hasta que la encuentra? Y, cuando la encuentra, reúne a las amigas y a las vecinas para decirles: "¡Felicitadme!, he encontrado la moneda que se me había perdido." Os digo que la misma alegría habrá entre los ángeles de Dios por un solo pecador que se convierta.» Palabra del Señor. Gloria a Tí, Señor Jesús.

Reflexión
En este evangelio Jesús es el Buen pastor que busca al perdido, al que esta extraviado, al que ha perdido la alegría de la vida. Por eso la alegría en el cielo es inmensa cuando un pecador recapacita y, abre su corazón a Jesús buen pastor.

Oración
Buen pastor que da la vida por las ovejas, escúchanos cuando estemos perdidos y acechados por el lobo feroz de nuestros pecados. Amen.

VIERNES 7

Lectura del santo evangelio según san Lucas 16,1-8
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Un hombre rico tenía un administrador y le llegó la denuncia de que derrochaba sus bienes. Entonces lo llamó y le dijo: "¿Qué es eso que me cuentan de ti? Entrégame el balance de tu gestión, porque quedas despedido." El administrador se puso a echar sus cálculos: "¿Qué voy a hacer ahora que mi amo me quita el empleo? Para cavar no tengo fuerzas; mendigar me da vergüenza. Ya sé lo que voy a hacer para que, cuando me echen de la administración, encuentre quien me reciba en su casa." Fue llamando uno a uno a los deudores de su amo y dijo al primero: "¿Cuánto debes a mi amo?" Éste respondió: "Cien barriles de aceite." Él le dijo: "Aquí está tu recibo; aprisa, siéntate y escribe cincuenta." Luego dijo a otro: "Y tú, ¿cuánto debes?" Él contestó: "Cien fanegas de trigo." Le dijo: "Aquí está tu recibo, escribe ochenta." Y el amo felicitó al administrador injusto, por la astucia con que había procedido. Ciertamente, los hijos de este mundo son más astutos con su gente que los hijos de la luz.» Palabra del Señor. Gloria a Tí, Señor Jesús.

Reflexión
Dame cuentas de tu gestión, es decir, cómo administramos los dones y la vida que el Señor nos confió. No olvidemos que no somos dueños sino administradores y, que si me apropio de lo que no es mío se me pedirá cuentas.

Oración
Señor tu haz confiado en mí, me ha entregado la administración de mi vida, no permita que me olvide de ti y caiga en la tentación de la injusticia y el desenfreno de un mundo sin Dios ni ley. Amen.

SABADO 8

Lectura del santo evangelio según san Lucas 18,1-8
En aquel tiempo, Jesús, para explicar a sus discípulos cómo tenían que orar siempre sin desanimarse, les propuso esta parábola: «Había un juez en una ciudad que ni temía a Dios ni le importaban los hombres. En la misma ciudad había una viuda que solía ir a decirle: "Hazme justicia frente a mi adversario." Por algún tiempo se negó, pero después se dijo: "Aunque ni temo a Dios ni me importan los hombres, como esta viuda me está fastidiando, le haré justicia, no vaya a acabar pegándome en la cara."» Y el Señor añadió: «Fijaos en lo que dice el juez injusto; pues Dios, ¿no hará justicia a sus elegidos que le gritan día y noche?; ¿o les dará largas? Os digo que les hará justicia sin tardar. Pero, cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará esta fe en la tierra?» Palabra del Señor. Gloria a Tí, Señor Jesús.

Reflexión
El Señor Jesús nos enseña en este evangelio una oración perseverante, insistente, sin desfallecer, como aquella viuda que logró lo que tanto pedía.

Oración
Enséñanos  Señor Jesús a orar como enseñaste a los apóstoles; queremos perseverar como el orante para alcanzar una comunión más plena contigo. Amen.
  
DOMINGO 9 – DEDICACION DE LA BASILICA DE LETRAN
Primera lectura
Ezequiel 41, 1-2.8-9.12

Salmo
Sal 45

Segunda lectura
1 Corintios 3, 9b-11.16-17

Evangelio
San Juan 2, 13-22

LUNES 10 – SAN LEON MAGNO, papa y doctor de la Iglesia

Lectura del santo evangelio según san Lucas 17,1-6
En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Es inevitable que sucedan escándalos; pero ¡ay del que los provoca! Al que escandaliza a uno de estos pequeños, más le valdría que le encajaran en el cuello una piedra de molino y lo arrojasen al mar. Tened cuidado. Si tu hermano te ofende, repréndelo; si se arrepiente, perdónalo; si te ofende siete veces en un día, y siete veces vuelve a decirte: "Lo siento", lo perdonarás.» Los apóstoles le pidieron al Señor: «Auméntanos la fe.» El Señor contestó: «Si tuvierais fe como un granito de mostaza, diríais a esa morera: "Arráncate de raíz y plántate en el mar." Y os obedecería.» Palabra del Señor. Gloria a Tí, Señor Jesús.

Reflexión
En esta perícopa evangélica el Señor Jesús nos pide no escandalizar con nuestra acciones, hay del que se gloria de sus maldades, por eso necesitamos la virtud de la fe; fe que haga de nosotros discípulos misioneros del Resucitado.

Oración
Señor aumenta nuestra fe y haz de nosotros instrumentos de tu paz, que donde haya escándalo y anti testimonio llevemos la alegría del evangelio. Amen.

MARTES 11 – SAN MARTIN DE TOURS, obispo

Lectura del santo evangelio según san Lucas 17,7-10
En aquel tiempo, dijo el Señor: «Suponed que un criado vuestro trabaja como labrador o como pastor; cuando vuelve del campo, ¿quién de vosotros le dice: "En seguida, ven y ponte a la mesa"? ¿No le diréis: "Prepárame de cenar, cíñete y sírveme mientras cómo y bebo, y después comerás y beberás tú"? ¿Tenéis que estar agradecidos al criado porque ha hecho lo mandado? Lo mismo vosotros: Cuando hayáis hecho todo lo mandado, decid: "Somos unos pobres siervos, hemos hecho lo que teníamos que hacer."» Palabra del Señor. Gloria a Tí, Señor Jesús.

Reflexión
El Señor Jesús nos dice que somos unos siervos inútiles que hemos hecho lo que nos tocaba hacer, servir con nuestro tiempo, talentos y tesoro es devolver al Señor un poco de lo que se nos ha dado. El Señor es bueno con todos.

Oración
Oh Altísimo, tu que nos llama al servicio de tu Reino has de nosotros verdaderos discípulos misioneros que llevemos la novedad del evangelio a tantos que te buscan con sincero corazón. Amen

MIERCOLES 12 – SAN JOSAFAT, obispo y mártir

Lectura del santo evangelio según san Lucas 17,11-19
Yendo Jesús camino de Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea. Cuando iba a entrar en un pueblo, vinieron a su encuentro diez leprosos, que se pararon a lo lejos y a gritos le decían: “Jesús, maestro, ten compasión de nosotros.» Al verlos, les dijo: «ld a presentaros a los sacerdotes.» Y, mientras iban de camino, quedaron limpios. Uno de ellos, viendo que estaba curado, se volvió alabando a Dios a grandes gritos y se echó por tierra a los pies de Jesús, dándole gracias. Éste era un samaritano. Jesús tomó la palabra y dijo: « ¿No han quedado limpios los diez?; los otros nueve, ¿dónde están? ¿No ha vuelto más que este extranjero para dar gloria a Dios?» Y le dijo: «Levántate, vete; tu fe te ha salvado.» Palabra del Señor. Gloria a Tí, Señor Jesús.

Reflexión
Jesús se extraña de la ingratitud de los otros nueve leprosos curados, solamente uno fue sanado en su cuerpo y en su espíritu, por eso la conversión no se limita a una curación física sino a una sanación en lo más profundo de nuestro ser. Al que mucho se le perdono mucho más amo.

Oración
Oh Buen Señor que sepamos ser siempre agradecidos contigo, Tú que eres el Dios tierno y compasivo con todos nosotros tus hijos que peregrinamos hacia a ti. Amen.
           
JUEVES 13

Lectura del santo evangelio según san Lucas 17,20-25
En aquel tiempo, a unos fariseos que le preguntaban cuándo iba a llegar el reino de Dios Jesús les contestó: «El reino de Dios no vendrá espectacularmente, ni anunciarán que está aquí o está allí; porque mirad, el reino de Dios está dentro de vosotros.» Dijo a sus discípulos: «Llegará un tiempo en que desearéis vivir un día con el Hijo del hombre, y no podréis. Si os dicen que está aquí o está allí no os vayáis detrás. Como el fulgor del relámpago brilla de un horizonte a otro, así será el Hijo del hombre en su día. Pero antes tiene que padecer mucho y ser reprobado por esta generación.» Palabra del Señor. Gloria a Tí, Señor Jesús.

Reflexión
El Reino de Dios ya está aquí, ya ha empezado y, se hará pleno al fin de la historia cuando Cristo aparezca otra vez. El Reino de Dios es Cristo Jesús, quien lo ha encontrado vive ya el reinado de su Señor.

Oración
Altísimo y Omnipotente Dios, que todos nosotros nos esforcemos por restaura tu reinad de paz, amor y fraternidad en medio de este mundo. Amen

VIERNES 14 – Feria

Lectura del santo evangelio según san Lucas 17,26-37
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Como sucedió en los días de Noé, así será también en los días del Hijo del hombre: comían, bebían y se casaban, hasta el día que Noé entró en el arca; entonces llegó el diluvio y acabó con todos. Lo mismo sucedió en tiempos de Lot: comían, bebían, compraban, vendían, sembraban, construían; pero el día que Lot salió de Sodoma, llovió fuego y azufre del cielo y acabó con todos. Así sucederá el día que se manifieste el Hijo del hombre. Aquel día, si uno está en la azotea y tiene sus cosas en casa, que no baje por ellas; si uno está en el campo, que no vuelva. Acordaos de la mujer de Lot. El que pretenda guardarse su vida la perderá; y el que la pierda la recobrará. Os digo esto: aquella noche estarán dos en una cama: a uno se lo llevarán y al otro lo dejarán; estarán dos moliendo juntas: a una se la llevarán y a la otra la dejarán.» Ellos le preguntaron: « ¿Dónde, Señor?» Él contestó: «Donde se reúnen los buitres, allí está el cuerpo.» Palabra del Señor. Gloria a Tí, Señor Jesús.

Reflexión
En este evangelio Jesús nos invita a la vigilancia, a estar siempre preparados a la venida del Señor que llega y no tarda. El fin de los tiempos es siempre, no hay que esperar una fecha o un lugar solo hay que estar en el Señor Jesús.

Oración
Oh Dios, consuelo y esperanza de los confían en ti, has que la Iglesia anuncie a todos los pueblos la verdad del evangelio y, todos nosotros estemos prontos al encuentro contigo que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amen.
  
SABADO 15 – SAN ALBERTO MAGNO, obispo y doctor de la Iglesia, o B.V.M.

Lectura del santo evangelio según san Lucas 18,1-8
En aquel tiempo, Jesús, para explicar a sus discípulos cómo tenían que orar siempre sin desanimarse, les propuso esta parábola: «Había un juez en una ciudad que ni temía a Dios ni le importaban los hombres. En la misma ciudad había una viuda que solía ir a decirle: "Hazme justicia frente a mi adversario." Por algún tiempo se negó, pero después se dijo: "Aunque ni temo a Dios ni me importan los hombres, como esta viuda me está fastidiando, le haré justicia, no vaya a acabar pegándome en la cara."» Y el Señor añadió: «Fijaos en lo que dice el juez injusto; pues Dios, ¿no hará justicia a sus elegidos que le gritan día y noche?; ¿o les dará largas? Os digo que les hará justicia sin tardar. Pero, cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará esta fe en la tierra?» Palabra del Señor. Gloria a Tí, Señor Jesús.

Reflexión
“Orar no es otra cosa que perder el tiempo con Aquel que sabemos que nos ama” (Santa Teresa de Ávila). La oración es el encuentro con el Otro, con la divinidad, con el Señor de cielo y tierra, hay que orar sin desanimarnos y abandonarnos en las manos del padre que lo sabe todo.

Oración
Padre me pongo en tus manos has de mi lo que quiera con tal que su cumpla en mi tu santa voluntad, porque tú eres mi Padre y conoces todas mis necesidades y no te cansas de amar. Amen.

DOMINGO 16 – XXXIII DEL TIEMPO ORDINARIO
Primera lectura                                                                                               
Proverbios 31,10-13.19-20.30-31

Salmo                                                                                                                
Sal 127,1-2.3.4-5

Segunda lectura                                                                                          
Tesalonicenses 5,1-6

Evangelio                                                                                                                   
San Mateo 25,14-30                                                                                                                                                                                                                                            
LUNES 17 – SANTA ISABEL DE HUNGRIA

Lectura del santo evangelio según san Lucas 18,35-43
En aquel tiempo, cuando se acercaba Jesús a Jericó, había un ciego sentado al borde del camino, pidiendo limosna. Al oír que pasaba gente, preguntaba qué era aquello; y le explicaron: «Pasa Jesús Nazareno.» Entonces gritó: « ¡Jesús, hijo de David, ten compasión de mí!» Los que iban delante le regañaban para que se callara, pero él gritaba más fuerte: « ¡Hijo de David, ten compasión de mí!» Jesús se paró y mandó que se lo trajeran. Cuando estuvo cerca, le preguntó: « ¿Qué quieres que haga por ti?» Él dijo: «Señor, que vea otra vez.» Jesús le contestó: «Recobra la vista, tu fe te ha curado.» En seguida recobró la vista y lo siguió glorificando a Dios. Y todo el pueblo, al ver esto, alababa a Dios. Palabra del Señor. Gloria a Tí, Señor Jesús.

Reflexión
Jesús también nos pregunta hoy ¿qué quieres que haga por ti?, nuestro querer será el querer de Dios, o seguiremos como el ciego al borde del camino gritando que Jesús tenga compasión y misericordia de nosotros…

Oración
Jesús de Nazareth, escúchanos cuando tú pasa a nuestro lado y te gritamos deseando una mirado o una palabra tuya, tú que eres bueno con todos y que vives y reinas para siempre. Amen.

MARTES 18 – Dedicación de las basílicas de San Pedro y San Pablo

Lectura del santo evangelio según san Lucas 19,1-10
En aquel tiempo, entró Jesús en Jericó y atravesaba la ciudad. Un hombre llamado Zaqueo, jefe de publicanos y rico, trataba de distinguir quién era Jesús, pero la gente se lo impedía, porque era bajo de estatura. Corrió más adelante y se subió a una higuera, para verlo, porque tenía que pasar por allí. Jesús, al llegar a aquel sitio, levantó los ojos y dijo: «Zaqueo, baja en seguida, porque hoy tengo que alojarme en tu casa.»  Él bajó en seguida y lo recibió muy contento. Al ver esto, todos murmuraban, diciendo: «Ha entrado a hospedarse en casa de un pecador.» Pero Zaqueo se puso en pie, y dijo al Señor: «Mira, la mitad de mis bienes, Señor, se la doy a los pobres; y si de alguno me he aprovechado, le restituiré cuatro veces más.» Jesús le contestó: «Hoy ha sido la salvación de esta casa; también éste es hijo de Abrahán. Porque el Hijo del hombre ha venido a buscar y a salvar lo que estaba perdido.» Palabra del Señor. Gloria a Tí, Señor Jesús.

Reflexión
En la narración observamos el corazón pobre de Zaqueo, un corazón falto de perdón y compresión. Jesús ejerce con el duro cobrador de impuestos el difícil arte de la ternura. La misericordia de Jesús se transforma en perdón y devuelve a la vida de zaqueo la humanidad perdida.

Oración
Ven, Señor Jesús, haznos experimentar tu misericordia convertida en perdón y reconciliación contigo, que como Zaqueo nuestra conversión sea desde lo profundo de nuestro corazón. Amen.
 
MIERCOLES 19

Lectura del santo evangelio según san Lucas 19,11-28
En aquel tiempo, dijo Jesús una parábola; el motivo era que estaba cerca de Jerusalén, y se pensaban que el reino de Dios iba a despuntar de un momento a otro. Dijo, pues: «Un hombre noble se marchó a un país lejano para conseguirse el título de rey, y volver después. Llamó a diez empleados suyos y les repartió diez onzas de oro, diciéndoles: "Negociad mientras vuelvo." Sus conciudadanos, que lo aborrecían, enviaron tras él una embajada para informar: "No queremos que él sea nuestro rey." Cuando volvió con el título real, mandó llamar a los empleados a quienes había dado el dinero, para enterarse de lo que había ganado cada uno. El primero se presentó y dijo: "Señor, tu onza ha producido diez." Él le contestó: "Muy bien, eres un empleado cumplidor; como has sido fiel en una minucia, tendrás autoridad sobre diez ciudades." El segundo llegó y dijo: "Tu onza, señor, ha producido cinco." A ése le dijo también: "Pues toma tú el mando de cinco ciudades." El otro llegó y dijo: "Señor, aquí está tu onza; la he tenido guardada en el pañuelo; te tenía miedo, porque eres hombre exigente, que reclamas lo que no prestas y siegas lo que no siembras." Él le contestó: "Por tu boca te condeno, empleado holgazán. ¿Con que sabías que soy exigente, que reclamo lo que no presto y siego lo que no siembro? Pues, ¿por qué no pusiste mi dinero en el banco? Al volver yo, lo habría cobrado con los intereses." Entonces dijo a los presentes: "Quitadle a éste la onza y dádsela al que tiene diez." Le replicaron: "Señor, si ya tiene diez onzas." "Os digo: 'Al que tiene se le dará, pero al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene.' Y a esos enemigos míos, que no me querían por rey, traedlos acá y degolladlos en mi presencia."» Dicho esto, echó a andar delante de ellos, subiendo hacia Jerusalén. Palabra del Señor. Gloria a Tí, Señor Jesús.

Reflexión
En esta parábola se nos relata que Dios nos ha confiado la vida, una vida que espera encontrar dando frutos a su retorno, solo somos administradores, el Dios del cielo cree en nosotros sus hijos, somos libres para optar por el bien.

Oración
Dios todopoderoso y eterno, que tienes en tus manos el destino de los pueblos y de los hombres, mira con amor a todos tus hijos que peregrinamos hacia ti, que sepamos ser buenos administradores de tus done y los pongamos al servicio de todos los hombre. Amen.

JUEVES 20

Lectura del santo evangelio según san Lucas 19,41-44
En aquel tiempo, al acercarse Jesús a Jerusalén y ver la ciudad, le dijo llorando: « ¡Si al menos tú comprendieras en este día lo que conduce a la paz! Pero no: está escondido a tus ojos. Llegará un día en que tus enemigos te rodearán de trincheras, te sitiarán, apretarán el cerco, te arrasarán con tus hijos dentro, y no dejarán piedra sobre piedra. Porque no reconociste el momento de mi venida.» Palabra del Señor. Gloria a Tí, Señor Jesús.

Reflexión
La presencia salvífica de Dios en la historia ha sido contundente y de forma permanente. El Dios del cielo se ha dejado encontrar de los hombres y, en Cristo Jesús nos ha dicho su última palabra para la salvación de todos.

Oración
Oh Dios, creador del mundo, bajo cuyo cuidado se desarrolla el curso de la historia, escucha nuestra oración y concédenos la tranquilidad y la paz en nuestros días. Amen.
 
VIERNES 21 – PRESENTACION DE LA VIRGEN MARIA

Lectura del santo evangelio según san Lucas 19,45-48
En aquel tiempo, entró Jesús en el templo y se puso a echar a los vendedores, diciéndoles: «Escrito está: "Mi casa es casa de oración"; pero vosotros la habéis convertido en una "cueva de bandidos."» Todos los días enseñaba en el templo. Los sumos sacerdotes, los escribas y los notables del pueblo intentaban quitarlo de en medio; pero se dieron cuenta de que no podían hacer nada, porque el pueblo entero estaba pendiente de sus labios. Palabra del Señor. Gloria a Tí, Señor Jesús.

Reflexión
“Mi casa es casa de oración”, por eso nuestra comunidad de Los Discípulos de Emaús queremos construir un templo para nuestro Señor, que nuestro Dios nos de la gracia para dar de nuestro tiempo, talentos y tesorero en esta obra en honor suyo y, alegría y felicidad de todos nosotros sus hijos.

Oración
Tu Señor que nos diste a tu madre María como nuestra madre, permítenos construir un templo para tu gloria y alabarte y bendecirte por tu infinita generosidad para nosotros. Amen.
  
SABADO 22 – SANTA CECILIA, virgen y mártir

Lectura del santo evangelio según san Lucas 20,27-40
En aquel tiempo, se acercaron a Jesús unos saduceos, que niegan la resurrección, y le preguntaron: «Maestro, Moisés nos dejó escrito: Si a uno se le muere su hermano, dejando mujer, pero sin hijos, cásese con la viuda y dé descendencia a su hermano. Pues bien, había siete hermanos: el primero se casó y murió sin hijos. Y el segundo y el tercero se casaron con ella, y así los siete murieron sin dejar hijos. Por último murió la mujer. Cuando llegue la resurrección, ¿de cuál de ellos será la mujer? Porque los siete han estado casados con ella.» Jesús les contestó: «En esta vida, hombres y mujeres se casan; pero los que sean juzgados dignos de la vida futura y de la resurrección de entre los muertos no se casarán. Pues ya no pueden morir, son como ángeles; son hijos de Dios, porque participan en la resurrección. Y que resucitan los muertos, el mismo Moisés lo indica en el episodio de la zarza, cuando llama al Señor "Dios de Abrahán, Dios de Isaac, Dios de Jacob". No es Dios de muertos, sino de vivos; porque para él todos están vivos.» Intervinieron unos escribas: «Bien dicho, Maestro.» Y no se atrevían a hacerle más preguntas. Palabra del Señor. Gloria a Tí, Señor Jesús.

Reflexión
En este evangelio Jesús nos dice que los que seamos dignos de la vida futura seremos cono ángeles, ya no habrá diferencia entre hombres y mujeres, blancos o negros, ricos o pobres, pues todos tendremos un solo padre y viviremos como hermanos.

Oración
Señor Jesús, tu que eres el Viviente escúchanos en nuestra muchas necesidades y no permita que caigamos en la tentación de abandonarte preocupados por las cosas de este mundo para que podamos ser partícipes de los bienes del cielo. Amen.

DOMINGO 23 – JESUCRISTO, REY DEL UNIVERSO, Solemnidad
Primera lectura                                                                   
Ezequiel 34,11-12.15-17

Salmo                                                                                             
Sal 22,1-2a.2b-3.5.6

Segunda lectura                                                              
Corintios 15,20-26.28

Evangelio                                                                               
San Mateo 25,31-46

LUNES 24 – SANTOS ANDRES DUNG-LAC Y COMPAÑEROS, mártires

Lectura del santo evangelio según san Lucas 21,1-4                                                                                                 
En aquel tiempo, alzando Jesús los ojos, vio unos ricos que echaban donativos en el arca de las ofrendas; vio también una viuda pobre que echaba dos reales, y dijo: «Sabed que esa pobre viuda ha echado más que nadie, porque todos los demás han echado de lo que les sobra, pero ella, que pasa necesidad, ha echado todo lo que tenía para vivir.» Palabra del Señor. Gloria a Tí, Señor Jesús.
                                                                                                                
Reflexión                                                                                                                            Jesús nos dice en esta perícopa evangélica que la viuda ha dado más que todos porque dio de lo que necesitaba para vivir, la generosidad es una virtud de los creyentes porque el Señor no se cansa de ser generosos con todos nosotros, al que comparte generosamente tendrá en abundancia y le sobrara.

Oración                                                                                                                                                                   
Señor Dios, tu que eres providente con todos no permita que los apegos y la preocupación de esta vida presente nos hagan olvidar las alegrías den mundo futuro, que podamos dar con generosidad al que golpea a nuestra puerta. Amen.
                                                                                                                                                                            
MARTES 25 – Santa Catalina de Alejandría, virgen y mártir

Lectura del santo evangelio según san Lucas 21,5-11                                                                                            
En aquel tiempo, algunos ponderaban la belleza del templo, por la calidad de la piedra y los exvotos. Jesús les dijo: «Esto que contempláis, llegará un día en que no quedará piedra sobre piedra: todo será destruido.»  Ellos le preguntaron: «Maestro, ¿cuándo va a ser eso?, ¿y cuál será la señal de que todo eso está para suceder?» Él contestó: «Cuidado con que nadie os engañe. Porque muchos vendrán usurpando mi nombre, diciendo: "Yo soy", o bien "El momento está cerca"; no vayáis tras ellos. Cuando oigáis noticias de guerras y de revoluciones, no tengáis pánico. Porque eso tiene que ocurrir primero, pero el final no vendrá en seguida.» Luego les dijo: «Se alzará pueblo contra pueblo y reino contra reino, habrá grandes terremotos, y en diversos países epidemias y hambre. Habrá también espantos y grandes signos en el cielo.» Palabra del Señor. Gloria a Tí, Señor Jesús.

Reflexión
Jesús nos invita a la perseverancia en el bien, que nadie nos engañe haciéndonos creer que ya es el fin, algún autor decía que somos de las comunidades primitivas del cristianismo, por eso se nos invita a la perseverancia por los caminos del buen obrar.

Oración
Yahvé Sebaot, Dios de los ejércitos, ayuda a tu iglesia a anunciar el evangelio a tantos hombres y mujeres que a un no te conocen y esperarán un encuentro personal contigo que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amen.
 
MIERCOLES 26

Lectura del santo evangelio según san Lucas 21,12-19
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Os echarán mano, os perseguirán, entregándoos a las sinagogas y a la cárcel, y os harán comparecer ante reyes y gobernadores, por causa mía. Así tendréis ocasión de dar testimonio. Haced propósito de no preparar vuestra defensa, porque yo os daré palabras y sabiduría a las que no podrá hacer frente ni contradecir ningún adversario vuestro. Y hasta vuestros padres, y parientes, y hermanos, y amigos os traicionarán, y matarán a algunos de vosotros, y todos os odiarán por causa mía. Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá; con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas.» Palabra del Señor. Gloria a Ti Señor Jesús.

Reflexión
Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá, es decir, estamos en las manos de Dios que se complace en todos nosotros su hijos amados. Si perseveramos hasta el final encontraremos salvación y vida eterna.

Oración
Señor Jesús danos  la gracia para amar lo que tú nos mandad y lograr con nuestra constancia y perseverancia un día la vida eterna. Amen.
  
JUEVES 27

Lectura del santo evangelio según san Lucas 21,20-28
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Cuando veáis a Jerusalén sitiada por ejércitos, sabed que está cerca su destrucción. Entonces, los que estén en Judea, que huyan a la sierra; los que estén en la ciudad, que se alejen; los que estén en el campo, que no entren en la ciudad; porque serán días de venganza en que se cumplirá todo lo que está escrito. ¡Ay de las que estén encinta o criando en aquellos días! Porque habrá angustia tremenda en esta tierra y un castigo para este pueblo. Caerán a filo de espada, los llevarán cautivos a todas las naciones, Jerusalén será pisoteada por los gentiles, hasta que a los gentiles les llegue su hora. Habrá signos en el sol y la luna y las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, enloquecidas por el estruendo del mar y el oleaje. Los hombres quedarán sin aliento por el miedo y la ansiedad ante lo que se le viene encima al mundo, pues los astros se tambalearán. Entonces verán al Hijo del hombre venir en una nube, con gran poder y majestad. Cuando empiece a suceder esto, levantaos, alzad la cabeza: se acerca vuestra liberación.» Palabra del Señor. Gloria a Tí, Señor Jesús.

Reflexión
Jesús en este evangelio con un tinte apocalíptico nos dice que sepamos discernir los signos de los tiempos, Él es el Alfa y Omega, principio y fin de todo, todo está en sus manos y al final todo saldrá bien.

Oración                                                                                                                             Padre Bueno, tu Hijo Jesucristo nos ha dicho que Él es el camino, la verdad y la vida, te pedimos con todo el corazón que nosotros los de la comunidad de los Discípulos de Emaús siempre estemos a la espera de nuestro Salvador. Amen.

VIERNES 28

Lectura del santo evangelio según san Lucas 21,29-33
En aquel tiempo puso Jesús una comparación a sus discípulos: «Fijaos en la higuera o en cualquier árbol: cuando echan brotes, os basta verlos para saber que la primavera está cerca. Pues cuando veáis que suceden estas cosas, sabed que está cerca el Reino de Dios. Os aseguro que, antes que pase esta generación, todo eso se cumplirá. El cielo y la tierra pasarán, mis palabras no pasarán.» Palabra del Señor. Gloria a Tí, Señor Jesús.

Reflexión
Jesús de Nazaret nos insiste en leer los signos de los tiempos, hay que estar siempre preparados porque no sabemos ni el día ni la hora, dichoso el siervo que cuando venga su Señor lo esté esperando para abrirle la puerta.

Oración
Oh Dios, Padre de todos los dones, de quien confesamos haber recibido lo que somos y lo que tenemos, enséñanos a reconocer los beneficios de tu inmensa generosidad y, a amarte con sincero corazón. Amen.

SABADO 29

Lectura del santo evangelio según san Lucas 21,34-36
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Tened cuidado: no se os embote la mente con el vicio, la bebida y los agobios de la vida, y se os eche encima de repente aquel día; porque caerá como un lazo sobre todos los habitantes de la tierra. Estad siempre despiertos, pidiendo fuerza para escapar de todo lo que está por venir y manteneros en pie ante el Hijo del hombre.» Palabra del Señor. Gloria a Tí, Señor Jesús.

Reflexión
Este evangelio nos invita a la vigilancia, estad siempre despiertos porque el día del Señor está pronto, debemos estar como aquel centinela que vigila en la noche para que el ladrón no se le meta y lo desnude de todo, ¡ay si se queda dormido!

Oración
Por intersección de tu santísima madre Señor no permitas que las preocupaciones y los afanes de esta vida presente nos hagan olvidar la vida eterna que se acerca. Amen   


DOMINGO 30 – I DE ADVIENTO – BINGO  PARROQUIAL 

Primera lectura
Isaías 63,16b-17.19b; 64,2b-7
Salmo
Sal 79,2ac.3b.15-16.18-19
Segunda lectura
Corintios 1,3-9

Evangelio                                                                                                 
San Marcos 13,33-37


Semana a Semana en La Parroquia

Noviembre: Jesucristo, Rey del Universo

PRIMERA SEMANA (1– 8 de Noviembre)

Sábado 1
Todos los santos

Rosario de Aurora
6:00 a.m
Domingo 2
Conmemoración todos los fieles difuntos
¿QUÉ HE HECHO POR CRISTO?
Lunes 3
Eucaristía
6:30 p.m
Jueves 6
- Hora Santa
5:30 p.m
Viernes 7
- Hora Santa – Consagración al Sagrado Corazón de Jesús
5:30 p.m
-      Encuentro de Parejas
7:30 p.m

SEGUNDA SEMANA (9-15 de Noviembre)

Domingo 9
¿QUÉ HAGO POR CRISTO?

Jueves 13
- Hora Santa
5:30 p.m



TERCERA SEMANA (16-22 de Noviembre)

Domingo 16
¿ QUÉ VOY A HACER POR CRISTO

Jueves 20
- Hora Santa
5:30 p.m
Viernes 21
Presentación de la Stma. Virgen María.
Catequesis a cargo del hno. Juan Manuel Carriazo

CUARTA SEMANA (23 – 29  de Noviembre)

Domingo 23
Nuestro Señor Jesucristo, Rey del Universo

Jueves 27
- Hora Santa
5:30 p.m

QUINTA SEMANA (30 de Noviembre)

Domingo 30
Primer Domingo de Adviento

GRAN BINGO PARROQUIAL

A PARTIR DE LAS
11:00 AM

LUGAR:
PARQUE  JUNTO AL CAI DE HAYUELOS

Info:

Tel: 410 89 11
Kr 82 No. 22B - 25




INFORMACIÓN  PARROQUIAL




PUBLICIDAD











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Horarios y Servicios Parroquiales

Horarios y Servicios Parroquiales