REFLEXIÓN SEMANAL


PROYECTO DE VIDA Y ORACIÓN

Cuando entramos en oración y sacamos gusto por ella podemos experimentar ciertos efectos que se van haciendo presentes en nuestra cotidianidad, como por ejemplo, la capacidad de tomar decisiones con mayor serenidad y paz, así como afrontar los problemas con una perspectiva más amplia  y pausada.

Ciertamente los seres humanos de esta época, nos hemos sometido a un ritmo de vida que poco o nada da el tiempo para pensar, para reflexionar lo que hacemos y mucho menos para proyectar lo que queremos. Actuamos automáticamente sin calcular, muchas veces, lo que hacemos. Y ante esto la oración sale a nuestro paso como un antídoto que nos invita a recordar que la vida no puede ser improvisada. ¿Qué hacía cotidianamente Jesús al comenzar sus jornadas? ¿Cuánto dedicaba él para hallar la voluntad del Padre que en últimas resultaba ser todo un proyecto de amor y de servicio? ¿Cómo encontró la felicidad y la realización plena de su vida?

La oración fue para él fundamental; decía permanentemente: Hago siempre la voluntad de mi Padre; mi alimento es hacer la voluntad del Padre; es decir, me siento satisfecho cuando obro conforme a lo que el Padre me presenta. Si Jesús, en su humanidad, asumió una actitud de búsqueda permanente de su proyecto de vida en la oración y nos indicó, precisamente, que éste es el medio, cuánto más nosotros debiéramos acoger el diálogo con Dios como un hábito bueno que nos alcanza con certeza la bienaventuranza.

Jesús oraba de madrugada, muy seguramente porque entendía que durante la jornada no iba a tener el espacio suficiente para encontrarse con su Padre. Tanto amaba la vida que nos enseñó que es un arte y que merece proyectarse desde Aquel que nos conoce que sabe lo que nos conviene.

Busquemos durante esta semana el mejor momento que le podemos dedicar a nuestro Padre. Establezcamos una hora con Dios, en nuestras agendas y que esa cita que acordamos se respete por sobretodo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Publicar un comentario en la entrada

Horarios y Servicios Parroquiales

Horarios y Servicios Parroquiales